Skip to content
Lindsay Rangel

Marketing sensorial

Marzo 24, 2020

Apuntes interesantes de la especialidad que estoy haciendo:

Teniendo en cuenta que los hábitos de consumo cambian, las empresas deben generar otro tipo de propuestas y acciones en cada uno de los puntos de contacto con sus consumidores, por medio de todos los aspectos que acompañan a la marca. El objetivo debe ser mejorar el servicio, atraer al cliente y crear una relación entre el consumidor y la marca. Un vínculo que solo se puede generar a través del estímulo de los sentidos y experiencias con altas cargas emotivas.

El marketing sensorial es de alguna manera una manera de aplicación del entendimiento de la sensación y percepción dentro del campo del marketing.

El objetivo del marketing sensorial es crear experiencias inolvidables y con efectos directos sobre las marcas, donde el confort y el «placer sensorial» impregnen la conciencia del cliente apelando a los sentidos. A menudo, la combinación dentro de las acciones de las organizaciones de diferentes sentidos permite un mayor consumo y, además, una mayor vinculación, lealtad y un posterior retorno a la tienda (lo que conlleva una posible repetición de compra). A esto también se le conoce como marketing multisensorial.

Este tipo de marketing consiste en crear momentos inolvidables a los consumidores en todos los puntos de contacto por medio de los sentidos, ya que son un puente a las emociones y a través de ellos nos conectamos.

Según Aristóteles «los sentidos son fuentes de conocimiento». Por ejemplo, el aroma es 9 veces más fácil de recordar con respecto a lo visual. Al igual que la música, el aroma tiene la capacidad de modificar el estado de ánimo de las personas.

En el fondo los sentidos nos tocan y nos llevan a tomar decisiones de una manera u otra. Se puede saber que ha marketing sensorial y/o ambientación sensorial cuando las experiencias de vida tienen un sentido y están relacionadas con algo que apasiona: es cuando realmente esa experiencia se vuelve inolvidable.

Pablo Mercado, consultor de Sensori-K, también comenta que hay que considerar que el cuerpo humano recuerda 1% de lo que palpa, 2% de lo que oye, 5% de lo que ve, 15% de lo que degusta y 35% de lo que huele.