Skip to content
Lindsay Rangel

El oído en el marketing sensorial

Marzo 24, 2020

De mis apuntes de la especialidad:

El oído, aun cuando uno no es consciente, es un sentido que permanece constantemente activo. Es por eso que, ya desde hace mucho tiempo, se viene utilizando dentro del marketing de las organizaciones, donde la televisión o la radio son sus más fuertes medios de propagación para la comunicación de mensajes publicitarios para las marcas.

Para la parte sensorial, lo más importante es conseguir una conexión entre el consumidor y la marca de una manera eficaz y precisa, logrando la vinculación mental de la marca repercutiendo en emociones, sentimientos y experiencias. Junto con el olfato, el oído es uno de los sentidos que no se puede controlar voluntariamente, puesto que están «activados» de manera constante, lo que hace que sean factores muy importantes y útiles como herramientas comerciales.

Esto también conlleva riesgos: en el punto de venta se puede utilizar de manera que se evoquen sentimientos tanto positivos como negativos, por lo que deben de ser utilizados con mucho análisis previo para lograr lo que se busca transmitir.

A través del oído podemos conseguir mezclar impresiones de varios sentidos, lo que hace que muchas empresas inviertan grandes cantidades en lograr evocaciones entre el sonido del producto y las características que más aprecie el consumidor. Los ejemplos más claros los encontramos en productos como: Porsche y el sonido de su motor, o las burbujas de una Coca-Cola al caer en un vaso. Son marcas que han conseguido esa sinestesia y que se identifican como principales en las mentes de los consumidores. Un marketing auditivo correcto fácilmente puede conseguir que el cliente permanezca en la tienda más tiempo del que él mismo imaginaba, y lo más importante, puede conseguir que repita la experiencia.