Skip to content
Lindsay Rangel

Concepto de coste

Febrero 17, 2019

Coste se define como la medida en términos monetarios de los recursos sacrificados para alcanzar un objetivo determinado. Las empresas disponen de recursos, bien porque los han aportado los socios, se los han prestando o los han generado con sus operaciones.
Estos recursos tienen como finalidad alcanzar los «objetivos determinados». Estos objetivos, en el campo de la contabilidad de costes, se denominan «objetos de coste». Estos objetos vendrán determinados por las necesidades de toma de decisiones de los directivos, de tal manera que, medirán los costes de aquello que consideren necesario para la toma de decisiones.
Por lo tanto, podrán ser objetos de coste un producto o servicio, un cliente, un departamento de la empresa, un segmento de la empresa, etc. También deberás entender, tal y como se explicará en este tema, que el tratamiento de los recursos sacrificados y, por lo tanto, su reflejo en la información contable de la empresa será distinta, según se trate de un coste inventariable o un coste del periodo («gasto»). (UNIR, 2016)

[amazon_link asins=’8492724692,8429126465,8472095517,8423426491,849992364X,8423429326,8499081789′ template=’ProductCarousel’ store=’wwwlindsayran-21′ marketplace=’ES’ link_id=’78661a0c-5990-11e8-ae6e-63a204b094d4′]

En relación con el objeto de coste se clasifican en: costes directos y costes indirectos
» Son costes directos de un objeto de coste, los que son inequívocamente identificables con dicho objeto de coste, de una forma económicamente factible.
» Son costes indirectos de un objeto de coste, aquellos que no son identificables de manera económicamente factible con un objeto de coste.

De la definición de costes directos e indirectos, debes fijarte que estos lo son así para un objeto de coste determinado. Es decir, que si quizás a la empresa le interesara medir los costes para otros objetos de costes, lo que antes habíamos definido como costes indirectos sean ahora directos, o viceversa. Por lo tanto, para preguntarnos si un coste es directo o indirecto, debemos preguntar, ¿en relación a qué objeto de coste? (UNIR, 2016)