Skip to content
Lindsay Rangel

Las mejores frases de Steve Jobs que debes leer en el 2019

Enero 5, 2019

Tu trabajo va a suponer gran parte de tu vida, y la única forma de estar totalmente satisfecho es haciendo algo que creas que es un gran trabajo. Y la única forma de hacer un gran trabajo es hacer lo que amas. Si todavía no los has encontrado, sigue buscando. No te conformes. Como con todos los asuntos del corazón, te darás cuenta cuando lo encuentres.

Recordar que moriré pronto es la herramienta que más me ayuda a tomar grandes decisiones en la vida. Porque prácticamente todos las cosas -todas las expectativas externas, todo el orgullo, todo el miedo al fracaso o la vergüenza- desaparecen al encarar la muerte, dejando sólo lo que es verdaderamente importante. Recordar que vas a morir es la mejor forma de evitar la trampa de pensar que tienes algo que perder. No hay razón para no seguir a tu corazón… mantente hambriento, mantente alocado (Stay hungry. Stay foolish).

Cuando creces suelen decirte que el mundo es de la forma que es, y que tu vida consiste en vivir dentro de ese mundo. “Intenta no golpear los muros demasiadas veces. Intenta tener una buena familia, divertirte y ahorrar dinero“. Esa es una vida muy limitada. La vida puede ser mucho más amplia una vez que descubres algo muy simple. Todo lo que hay a tu alrededor y que llamas vida, ha sido creado por gente que no es más lista que tú, y tú puedes cambiarlo, influenciar, o construir otras cosas que la gente pueda usar. Una vez que hayas aprendido eso, no volverás a ser el mismo.

Tu tiempo es limitado, así que no lo pierdas viviendo la vida de otra persona.

Es más divertido ser un pirata que alistarse a la marina.

Cuando eres joven y ves la televisión piensas “es una conspiración“. Las televisiones han conspirado para hacernos tontos. Pero cuando te haces algo mayor te das cuenta de que no. Las televisiones son negocios, y dan a la gente exactamente lo que estos quieren. Y esto es todavía más deprimente. La conspiración es optimista. Puedes disparar a los idiotas, podemos tener una revolución, pero la televisiones están en el negocio para dar a la gente lo que quiere. Es la verdad.

No tenemos la oportunidad de hacer muchas cosas, por lo que cada una de ellas debería ser excelente. Porque ésta es nuestra vida. La vida es breve, y después morimos, ¿lo sabes? Nosotros elegimos qué hacer con nuestras vidas. Así que más vale que sea algo jodidamente bueno. Más vale que valga la pena.

Cuando tenía 23 años tenía un millón de dólares. Cuando tenía 24, diez millones. Cuanto tenía 25, cien millones pero… no eso no era importante, porque nunca hice lo que hice por el dinero.

La calidad es más importante que la cantidad. Un home run es mucho más que dos dobles.

Soy la única persona que conozco que ha perdido un cuarto de billon de dólares en un año (billón americano)… Eso es algo que te forja carácter.

Creo que si haces algo y sale bien, luego tienes que hacer algo maravilloso. No recrearse por mucho tiempo. Simplemente pensar qué será lo siguiente.

No puedes preguntar a los clientes qué quieren y luego intentar dárselo. Para cuando lo hayas fabricado, ya querrán algo nuevo.

El problema de Microsoft es que no tienen sentido del gusto. No tienen sentido del gusto ninguno. Y no lo digo como algo poco importante. Lo digo como un problema grande. No tienen ideas originales y no ponen su cultura en el producto.

Soy brutalmente honesto, porque el precio para estar en una habitación conmigo es que te diga que estás lleno de mierda, si estás lleno de mierda, y tendremos una discusión acalorada. Y eso hace que los jugadores B, los estúpidos, se queden en el camino, y sólo sobrevivan los jugadores A. Y la gente que sí sobrevive dice, “sí, era un tío duro“. Dicen incluso cosas peores. Pero también dicen: “éste es el mejor trabajo que he tenido nunca, y no lo dejaría por nada en el mundo“.

El ordenador es la cosa más importante que hemos creado nunca. Es como una bicicleta para el cerebro.

La innovación no tiene nada que ver con el I+D. Cuando Apple sacó el MAC, IBM gasta 100 veces más en I+D. No es cuestión de dinero. Es sobre la gente que tienes, sobre cómo lideras, y sobre lo que puedes sacar de ellos.

Cambiaría toda mi tecnología por una tarde con Socrates.

Siempre estamos pensando en nuevos mercados en los que entrar, pero es diciendo “no” como puedes concentrarte en las cosas realmente importantes.

Durante los últimos 33 años, cada mañana me he mirado en el espejo y me he preguntado a mí mismo: “si hoy fuera el último día de mi vida, ¿querría hacer lo que voy a hacer hoy?” Cuando la respuesta ha sido “no” durante muchos días seguidos, sé que tengo que cambiar algo.

Cuando eres un carpintero haciendo un magnífico armario con cajones, no vas a usar contrachapado para la parte de atrás, a pesar de que nadie la vaya a ver nunca. Sabes que estará ahí, por lo que usarás una pieza de una madera preciosa para la parte de atrás. Para que puedas dormir bien por la noche, la calidad tiene que ir hasta el final.

La tecnología no es nada. Lo que es importante es que tengas fe en la gente Y que sean buenos e inteligentes. Y si les das herramientas harán cosas maravillosas con ellas. No son las herramientas en lo que debes tener fe -las herramientas son sólo herramientas. Funcionan o no funcionan. Es la gente en lo que debes tener fe.

Tengo un plan que podría rescatar a Apple. No puedo decir nada más que es el producto perfecto y la estrategia perfecta para Apple, pero no hay nadie que me escuche (en septiembre de 1995 antes de volver a Apple).

No quiero que nos convirtamos en una nación de blogueros. Creo que necesitamos la supervisión de las editoriales más que nunca. Todo lo que podamos hacer para encontrar nuevas formas en la que los periódicos sean pagados, lo haremos (ooops).

Pero entonces, lo mejor no es simplemente montar una compañía o sacarla a Bolsa. Es como cuando eres padre. Aunque el nacimiento es una experiencia milagrosa, lo que de verdad compensa es vivir con tu hijo y ayudarle a crecer.

Si alguien va a hacer obsoletos nuestros productos, quiero que seamos nosotros.

Tengo una vida muy simple. Tengo a mi familia, a Apple y a Pixar. Y no hago mucha cosa más.

Ése ha sido uno de mis mantras: concentración y simplicidad. La simplicidad puede ser más difícil que la complejidad. Tienes que trabajar duro y pensar con claridad para hacer las cosas simples. Pero merece la pena porque, una vez que lo consigues, mueve montañas.

Mi trabajo no es ser majo con la gente. Mi trabajo es hacerlos mejores. Mi trabajo es coger lo mejor de diferentes partes de la compañía, clarificar los caminos y conseguir los recursos para los proyectos clave. Y para conseguir a estas grandes personas necesitamos empujarlos y hacerlo mejorar con visiones agresivas de cómo podrían ser.

He terminado comprando pocas cosas. Las encuentro ridículas.

Que me despidieran de Apple fue lo mejor que me podría haber pasado. El peso de ser exitoso cambió por la ligereza de ser un principiante otra vez, menos seguro de todo, me liberó y me permitió entrar en uno de los periodos más creativos de mi vida.

Soy un gran creyente en el aburrimiento. El aburrimiento permite sumergirse en la curiosidad, y todo viene de la curiosidad. Todas las cosas (tecnológicas) son maravillosas, pero no tener nada que hacer puede ser maravilloso tambié.

No me entristece el éxito de Microsoft– no tengo problemas con su éxito. Se han ganado su éxito, en gran parte. Con lo que tengo un problema es con el hecho de que hacen productos de tercera categoría.

Ser el más rico del cementerio no me interesa. Lo que me interesa es irme a la cama diciendo, “hemos hecho algo grande“. Éso es lo que me importa.

Nos están copiando sin ningún tipo de vergüenza. Creo que lo más curioso es que Tiger va a sacar sus productos a final de mes, y Longhorn va con dos años de retraso. Ni siquiera pueden copiar rápidamente.

Tienes que empezar por la experiencia del consumidor, y a partir de ahí construir la tecnología, no al revés.

Si me miro a mí mismo y me pregunto: “¿qué es lo que hago mejor?” Creo que en lo que soy mejor es en crear nuevos tipos de productos innovadores.

Estoy convencido de que donar un dolar de forma eficiente es más difícil que ganar un dolar.

Es mucho más que publicar. Es el comercio. La gente va a dejar de comprar en muchas tiendas, y van a comprar cosas en la web (en 1996).

En el equipo de Mac tratamos de construir un equipo lleno de estrellas. La gente decía que no se llevarían bien, que odiarían trabajar los unos con los otros. Pero descubrimos que a las estrellas les gusta trabajar con estrellas, lo que no les gusta es trabajar con gente de tercera.

Hay gente que dice “oh Dios, si a Jobs le atropellara un autobús Apple estaría en problemas“. ¿Y sabes qué? creo que no sería una fiesta, pero hay gente muy capaz en Apple. Mi trabajo es hacer que el equipo ejecutivo sea lo suficientemente bueno para tomar el control, y éso es lo que trato de hacer.

Habéis hecho una tarta muy bonita, pero habéis usado mierda de perro para congelarla (a su equipo pidiéndoles que no usarán atajos o dejaran las cosas a medias).

Muchos de los tropiezos en mi camino siguiendo mi intuición y curiosidad resultaron no tener precio en el futuro.

Si por algún motivo cometemos un gran error e IBM gana, mi sensación es que vamos a entrar en una Era Oscura que durará unos veinte años.

El diseño no es sólo cómo se ve y cómo se siente. Es cómo funciona.

De vez en cuando aparece un producto revolucionario que lo cambia todo. Tienes mucha suerte si has trabajado en uno de ellos en tu carrera. Apple ha sido muy afortunada de haber creado varios de ellos.

Es como ver a dos gladiadores luchando en la arena y decir “esto es lo que hay”. La sensación es que o Apple gana o muere. Y lo que es peor… si no ganamos nosotros, nadie podrá parar a IBM (en 1984).

Siempre he pensado que sería maravilloso tener una especie de cajita, como una pizarra, que puedas llevar siempre contigo (en 1984).

Ojalá desarrollar buenos productos fuera tan fácil como hacer un cheque. De ser así, Microsoft tendría grandes productos.

No tenemos la oportunidad de hacer muchas cosas, por lo que cada una de ellas debería ser excelente. Porque ésta es nuestra vida. La vida es breve, y después morimos, ¿lo sabes? Nosotros elegimos qué hacer con nuestras vidas. Así que más vale que sea algo jodidamente bueno. Más vale que valga la pena.

Pero entonces, lo mejor no es simplemente montar una compañía o sacarla a Bolsa. Es como cuando eres padre. Aunque el nacimiento es una experiencia milagrosa, lo que de verdad compensa es vivir con tu hijo y ayudarle a crecer.