Skip to content
Lindsay Rangel

50 Frases de Confucio – Parte I

Marzo 5, 2018
  1. ¿Me preguntas por qué compro arroz y flores? Compro arroz para vivir y flores para tener algo por lo que vivir.
  2. ¿Soy un hombre de gran sabiduría? ¡Difícilmente! Incluso cuando una persona sencilla me hace una pregunta, mi mente se vuelve completamente en blanco, no hago más que excavar respuestas hasta que he agotado todas las posibilidades.
  3. Aferra tu mente a la verdad. Afiánzate en la virtud. Confía en la amabilidad. Y encuentra tu recreación en las artes.
  4. Algunos nacen con conocimiento, otros lo obtienen del estudio y algunos lo adquieren después de darse cuenta con dolor de su propia ignorancia.
  5. Amar y reconocer los defectos de aquellos que se aman; odiar y reconocer las cualidades de aquellos que se odian, son dos cosas bastante raras bajo el cielo.
  6. Antes de embarcar en un viaje de venganza, cava dos tumbas.
  7. Aprende a vivir y sabrás morir bien.
  8. Aprende como si nunca fueras a dominarlo. Sostenlo como si tuvieras miedo de perderlo.
  9. Aprender sin reflexionar, es malgastar la energía.
  10. Aquel que gobierna por medio de su excelencia moral puede compararse a la estrella polar, que permanece en su sitio mientras las demás estrellas se inclinan ante ella.
  11. Aquel que procura asegurar el bienestar ajeno, ya tiene asegurado el propio.
  12. Aquel que realmente ha establecido su mente en la virtud no cometerá ningún acto perverso.
  13. Ataca a la maldad que hay dentro de ti mismo, en vez de atacar la maldad que hay en los demás.
  14. Cambiaría las cosas por ti si pudiera. Como no puedo, debes aceptarlas tal y como son.
  15. Conocer lo que conoces y lo que no conoces, eso es el verdadero conocimiento.
  16. Cuando alguien pone el dedo en la llaga, sólo los necios piensan que lo importante es el dedo.
  17. Cuando crece el odio, piensa en las consecuencias.
  18. Cuando el hombre sabio apunta a la luna, el necio se queda viendo el dedo.
  19. Cuando el viento sopla, la hierba se doblega.
  20. Cuando es obvio que las metas no pueden ser alcanzadas, no ajustes las metas, ajusta los pasos de acción.
  21. Cuando haces una promesa consistente con lo que es correcto, puedes cumplir tu palabra. Cuando muestras respeto consistente con buen gusto, mantienes la vergüenza y la desgracia a distancia. Cuando aquel en quien confías es alguien que no falla a sus amigos, puedes confiar plenamente en él.
  22. Cuando hay orden en las naciones, habrá paz en el mundo.
  23. Cuando la vida del hombre superior está en orden, no olvida que el desorden puede llegar.
  24. Cuando te enfrentas con lo que es correcto, no hacerlo es falta de coraje.
  25. Cuando veas el bien, procede como si nunca pudieras alcanzarlo completamente; cuando te veas frente a frente con el mal, procede como si fueras a probar el calor del agua hirviendo.
  26. Cuanto más medita el hombre en buenos pensamientos, mejor será su mundo y el mundo en general.
  27. Dale a un hombre un bol de arroz y lo alimentarás por un día. Enséñale a que cultive el arroz y le salvarás la vida.
  28. Debemos sentir dolor, pero no hundirnos bajo su opresión.
  29. Debes tener siempre fría la cabeza, caliente el corazón y larga la mano.
  30. Desde el hombre más noble al más humilde, todos tienen el deber de mejorar y corregir su propio ser.
  31. Detrás de cada sonrisa, hay dientes.
  32. El arquero es un modelo para el sabio. Cuando le ha fallado al blanco, busca la causa en sí mismo.
  33. El caballero se culpa a sí mismo, mientras que el hombre ordinario culpa a los demás.
  34. El camino de la verdad es ancho y fácil de hallar. El único inconveniente estriba en que los hombres no lo buscan.no
  35. El cauto raramente se equivoca.
  36. El cielo significa ser uno con Dios.
  37. El conocimiento no es más que la organización brillante de las ideas, no es sabiduría. La persona verdaderamente sabía es la que va más allá del conocimiento.
  38. El estudioso no considera que el oro y el jade son bienes preciosos, sino la lealtad y la fe.
  39. El éxito depende de la preparación previa, y sin esa preparación es seguro que será un fracaso.
  40. El gobernante sabio, es liberal sin ser pródigo, hace trabajar al pueblo. Quiere y no es ávido, es grande sin ser soberbio, es digno sin ser adusto.
  41. El hombre común se maravilla por cosas poco comunes. El hombre sabio se maravilla por los lugares comunes.
  42. El hombre de sabiduría nunca tiene dos mentes. El hombre de benevolencia nunca se preocupa. El hombre de coraje nunca tiene miedo.
  43. El hombre que hace una pregunta es necio por un minuto, el hombre que no pregunta es necio de por vida.
  44. El hombre superior actúa antes de hablar, y después habla de acuerdo a sus acciones.
  45. El hombre superior entiende lo correcto; el hombre inferior entiende lo que venderá.
  46. El hombre superior hace que las dificultades que vayan a ser superadas sean su primer interés, el éxito viene después.
  47. El hombre superior piensa en la virtud, el hombre inferior piensa en la comodidad.
  48. El hombre superior, cuando está descansando en un lugar seguro, no olvida los peligros que pueden venir. Cuando está en un estado de seguridad, no olvida la posibilidad de la ruina.
  49. El lenguaje artificioso y la conducta aduladora rara vez acompañan a la virtud.
  50. El maestro dijo “Un verdadero caballero es el que ha puesto su corazón en el camino. Ni siquiera vale la pena conversar con una persona que se avergüenza de los ropajes andrajosos y de la comida modesta”.